SE acuerda mesa pública-privada para prevenir emergencias

70

En Ancud se realizó una reunión que congregó a dirigentes de la Unión Comunal de Junta de Vecinos Rurales de Ancud, junto a representantes de la Sociedad Austral de Electricidad Sociedad Anónima (Saesa), la Corporación Nacional Forestal (Conaf), la Dirección de Vialidad y el municipio, entre otros servicios, para realizar trabajo de coordinación de  estrategias frente a posibles emergencias que puedan ir surgiendo en las siguientes semanas y meses del largo período de otoño e invierno, tal como ocurrió con el temporal de la semana pasada, considerando la probabilidad de que estos fenómenos se puedan repetir durante el transcurso del invierno.

El alcalde de la comuna, Carlos Gómez Miranda, señaló que se le pidió a Saesa un informe respecto a todas las acciones que habían llevado adelante «con el fin de poder evitar este tipo de situaciones. Lo mismo se hizo con Vialidad para poder ver qué es lo que estaban haciendo y qué es lo que se puede hacer más adelante, para evitar que estos hechos se vuelvan a repetir. Por parte de Conaf, dieron a conocer un poco lo que es la normativa y cuáles son los deberes y atribuciones que tienen ellos».

Asimismo, el edil informó que «como municipalidad podemos colaborar en conjunto con todos los dirigentes para ir identificando aquellos sectores, aquellos lugares que hoy día son un peligro y que pueden causar, ni Dios lo quiera, nuevas caídas de árboles que provoquen cortes de energía eléctrica, ya que muchas familias estuvieron dos, tres, cuatro días, cinco días con esto».

La actividad que tuvo como lugar la sala de reuniones del tercer piso de la Feria Municipal de Ancud fue altamente valorada por las comunidades. Libertad Valle, dirigenta del sector de Huicha, indicó que del cónclave «salieron varias cosas positivas y quedamos de acuerdo en que se va a llevar una reunión con todos los entes, autoridades. Todos aquí para hacer una próxima reunión donde se van a tratar todos los casos de emergencia, se va a conformar una mesa de trabajo de emergencia con todos los entes que estén involucrados y con la Unión Comunal de Junta de Vecinos Rurales».

Desde Saesa, el gerente zonal en Chiloé, Pablo Millán, subrayó que el propósito es generar una mesa de trabajo, en la que se puede «crear un espacio preventivo y de educación también con la comunidad, respecto a la responsabilidades que le cabe a una u otra institución y sobre todo a los propietarios de recintos donde existen árboles de gran tamaño. Dentro de lo que se conversó y se establecieron algunas responsabilidades, yo creo que los dirigentes quedaron bastante claros también».

Adicionalmente el profesional consignó que «nos vamos a reunir la próxima semana como plazo máximo, en una mesa más cerrada todos los organismos que estuvieron presentes, para definir también apoyos. Lo conversábamos, nosotros como a Saesa podemos tener la voluntad de ir, cortar, pero entregamos algunos ejemplos que sucedieron hace una semana atrás donde claramente también teníamos muchos impedimentos para poder hacer la tala o el corte de algunos árboles, que habían ocasionado problemas en las instalaciones interiores al interior de la comuna de Ancud».